Esto no es un palacio es el que nombre que, desde el Laboratorio de Cuidados Urbanos, dimos al proceso participativo realizado entre 2017 y 2018 en torno a los usos del antiguo Palacio de la Duquesa de Sueca, un edificio de titularidad municipal que llevaba 20 años prácticamente abandonado y en desuso.

Tras años de reivindicación vecinal, la Junta de Distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid aceptó en 2017 poner en marcha este proceso para que los vecinos y vecinas del distrito decidieran los usos y equipamientos básicos que acogería el edificio.

¿Qué necesitan las personas que viven en los barrios de Embajadores y Latina?

Talleres infantiles, sesiones con comunidades migrantes, mesitas de información y diálogo en parques y plazas, sesiones en centros de mayores, listas de correo, reuniones, espacios informales y una visita al palacio, han sido algunas de las acciones que el equipo dinamizador y los grupos de trabajo pusimos  en práctica para extender esta pregunta a otros vecinos y vecinas.

Taller para mayores
Taller infantil

Tras la fase de diagnóstico y la presentación de los informes elaborados –diagnóstico colectivo de necesidades e informe sociodemográfico del territorio– se abrió la fase de presentación de propuestas y se puso en marcha el Concejo de Sueca, un espacio formado por vecinos y vecinas que tenía el encargo de analizar las propuestas en función de las necesidades detectadas y elaborar un plan de usos, un plan de gestión del espacio -siguiendo el interés de muchos vecinos y vecinas de crear un modelo de gestión participada- y un plan de apertura para que el edificio pudiera ir abriéndose por zonas mientras terminaban las obras de adecuación.